5 preguntas que debes hacerte antes de actualizar tu armario de sujetadores.

19 Nov 2021 12:00 am
Annica Svensson

Conseguir un armario de ropa interior óptimo y funcional no tiene que costar una fortuna. Así consigues el armario definitivo de la manera más inteligente. Hazte estas cinco preguntas antes de comprar un sujetador la próxima vez.


¿Cuántas prendas de este tipo tienes en tu cajón de ropa interior? ¿Y de éstas, cuántas realmente usas? Quizás eres una de las mujeres que tienen dos o tres sujetadores favoritos que vas intercambiando mientras el resto están abandonados en el cajón sin usar. La única vez que los usas es cuando tienes que lavar tus favoritos. O tal vez sigues comprando prendas nuevas, pero pronto te das cuenta de que no te quedan del todo bien.


1 - ¿Al final cuánto te gastas en tu ropa interior?
Para tener un buen armario de ropa hay que priorizar la calidad sobre cantidad. No tienes porque tener 20 sujetadores y 50 bragas. Las decisiones de compra bien pensadas siempre valen la pena a largo plazo. Piensa a largo plazo. Un sujetador de buena calidad dura años si lo cuidas de manera correcta.

Si cuidas tu ropa interior y la lavas en una bolsa de ropa, podrás disfrutarla durante mucho tiempo.
Las prendas “Fast Fashion” se desgastan rápidamente y pierden su forma, y hay que sustituirlas rápidamente por una nueva. Después de algunos años, habrás gastado significativamente más dinero en tu armario que si hubieras invertido en un par de sujetadores de calidad desde el principio.

¿Tu cajón de ropa interior está lleno de prendas que te gustan llevar, o está llena de sujetadores sin usar que solo ocupan sitio?


2 - ¿Qué es lo que realmente pagas?
Incluso cuando compras calidad hay que comprar de forma inteligente. Aparte de estar fabricado en condiciones óptimas, la calidad se basa en materiales y prendas buenas que pueden soportar muchos lavados sin perder su forma, con tejidos que no forman bolitas, costuras que no se sueltan y aros que no se salen. La calidad perdura en el tiempo y un sujetador de calidad no va a parecer otro completamente diferente después de un año. Pero no te dejes engañar por prendas caras que no son de alta calidad. Hay más de lo que una piensa. Asegúrate de pagar por la calidad y no por la marca.


3- ¿Qué tipo de ropa interior es la que más te gusta llevar?
Piensa en tus preferencias y en el sujetador que eliges automáticamente por las mañanas. ¿Con aro, sin aro, sujetador tipo camiseta o sujetador de encaje? Compra solo sujetadores que te gustan utilizar. No los compres simplemente porque son bonitos o tienen un color agradable. Pruébalo para ver si es cómodo y si te gusta.


¿Qué sujetador escoges automáticamente en el armario por la mañana?
Se escriben columnas enteras sobre los sujetadores que se suponen que son indispensables en el armario de todas las mujeres. También publicamos estos tipos de artículos aquí en el blog, pero ten en cuenta que estos sólo son recomendaciones y para dar inspiración. Estas recomendaciones por supuesto no son válidas para todas las mujeres.
Si nunca practicas deporte no necesitas un sujetador deportivo, no importa lo que digan los demás. Lo mismo pasa con el sujetador sexy tipo push up en color negro. Si no te sientes cómoda usándolo, no te lo compres. Pero, si, por lo contrario, es lo único que usas, llena todo el cajón con él. Si todo el mundo dice que un sujetador tipo camiseta en color beige es la elección más inteligente, pero lo encuentras aburrido y corriente, elige un sujetador colorido con bordado si lo prefieres.


Lo más importante es escucharte a ti misma y adaptar el armario a tu estilo de vida. Averigua qué tipo de ropa interior te gusta usar y apuesta por ella.

La ropa interior tiene que ver con aceptarse a una misma y sentirse cómoda independientemente de la talla de sujetador que una tenga. En la imagen Alexandra lleva el sujetador Flora.


4 - ¿Cómo es el resto de tu armario?
La ropa interior y la ropa están estrechamente vinculadas e interactúan. La ropa interior adecuada hace que tu ropa te quede mejor y mejora cualquier conjunto. Pero si usas ropa interior inadecuada puede tener el efecto contrario, haciendo que tu ropa te quede peor. Un vestido bonito nunca va a realzar al máximo todo su potencial si el sujetador no proporciona una elevación y apoyo suficiente.


¿Qué tipo de ropa sueles llevar? ¿Blusas finas o tops ajustados, prendas más gruesas con un ajuste más holgado? ¿Te molesta si tu sujetador se nota algo debajo de la ropa o no te importa? Si quieres evitar que se vea el sujetador, elige un sujetador tipo camiseta con copas sin costuras. Si usas prendas de vestir de grosor normal los sujetadores con costuras en las copas normalmente no son visibles, pero debajo de tops y blusas finas lo ideal es usar un sujetador tipo camiseta moldeado. Los sujetadores tipo camiseta están disponibles con o sin relleno.

Si tienes prendas con escote en la espalda puedes elegir un sujetador con un corte extra bajo. Nuestro sujetador Embroided Dreams (ver foto arriba) está hecho con esto en mente.


Si te preocupa que los tirantes de los hombros se vean debajo de una camiseta de tirantes con espalda nadadora, elige tirantes que se pueden cruzar en la espalda.


Si deseas reducir los “mollas” que se producen en la espalda al llevar un sujetador, selecciona un body o un sujetador con espalda extra ancha que tenga un efecto alisador, por ejemplo, Cotton Simplex (ver más abajo).

Aquí puedes ver Armanda en Cotton Simplex, que es más ancho alrededor del cuerpo, dando un efecto alisador en la espalda.


Las camisas están hechas en una medida estándar y no tienen en cuenta si tienes un pecho más grande o pequeño.

Personaliza tu armario de ropa interior para adaptarlo al tipo de ropa que te gusta llevar. En la imagen Alexandra lleva el sujetador Lovely Jacquard.


Las camisas suelen ser fabricadas en tallas de ropa normal y no se tiene en cuenta el tamaño de los pechos. Si notas que se forma un hueco entre los botones después de cerrar la camisa, un sujetador minimizer normalmente lo puede resolver. Tiene una copa ligeramente más profunda que distribuye el pecho sobre una zona más grande, lo que reduce la circunferencia del pecho. Hace que parezca que tienes los pechos más pequeños.


Otra cosa a tener en cuenta es que muchos sujetadores forman el pecho de manera diferente. Algunas mujeres prefieren una forma redonda, mientras que otras quieren una forma más puntiaguda. Es solamente cuando te pones un suéter encima de tu sujetador cuando realmente te das cuenta como el sujetador forma tu pecho. Es algo en lo que muchas veces no lo pensamos a la hora de probar un sujetador en el probador. Por ejemplo, una copa puntiaguda hace que la circunferencia sea más grande.

La ropa interior de algodón es perfecta para los días cálidos. El algodón es duradero y puede aguantar muchos lavados.


Si te gusta llevar ropa en materiales naturales como el algodón, lino, lana o bambú, elije también un sujetador de ese mismo material. El algodón es una excelente elección para la ropa interior. Perfecto en días cálidos.
La desventaja del algodón es que no funciona bien con copas moldeadas que se usan en sujetadores tipo camiseta. Si tienes prendas finas y hace calor, elige un sujetador tipo camiseta hecho de materiales transpirables, como por ejemplo Keep Fresh.

El sujetador STAY FRESH es perfecto debajo de ropas finas, incluso en verano. El material funcional Keep fresh utilizado en la copa proporciona una sensación de ventilación y frescura, ya que permite que la piel respire.


5 - ¿Usas la talla correcta?
¿Sabías que cambiamos nuestra talla de sujetador varias veces durante tu vida adulta? El embarazo, la lactancia materna, los cambios de peso y la menopausia afectan el tamaño. Incluso si la báscula indica el mismo número, el cuerpo cambia y las curvas se redistribuyen. No es que sólo exista una talla que nos queda bien y el resto no. Muchas veces hay varias tallas que nos pueden quedar bien. A pesar de esto muchos especialistas en sujetadores en tiendas afirman que sólo una talla nos puede quedar bien. La banda del sujetador siempre es elástica en la espalda para evitar que un sujetador aprieta como un corsé. Si las copas son elásticas, proporcionan más flexibilidad de tamaño que una copa inelástica o con relleno.

Un sujetador favorito debe hacer que te sientas tan feliz como McCalla en la imagen llevando el sujetador Rose.


Cuando se trata de encontrar el ajuste y la talla adecuada, debes seguir tu sentido e intuición. Empieza por mirar nuestra tabla de tallas para encontrar tu talla. La talla que obtienes suele ser la correcta, pero tómalo sobre todo como una indicación. Comprueba cómo te sientes al llevarlo y ve ajustando la talla.


¿El sujetador roza y te deja marcas en el cuerpo? Hora de cambiar la talla. ¿Los tirantes de los hombros se caen? Cambia el modelo. ¿Arrugas en la copa? La copa es demasiado grande. Otra señal de usar una copa demasiado grande es que puedes ver el interior de la copa cuando te agachas hacia adelante.


Si el aro te está pellizcando el tejido mamario, o si se forma un "doble pecho" encima del borde de la copa (muy visible cuando llevas una camiseta apretada) necesitarás una copa más grande. ¿Los pechos se deslizan hacia fuera cuando te levantas las manos? Necesitas un tamaño de banda más pequeño. Aquí hay muchos consejos sobre cómo ver si tienes el ajuste correcto o no .

Un body da una sensación segura y tiene un efecto alisante en la espalda. En la imagén McCallah lleva Fantastic Flair.


Recuerde que la ropa interior se trata de afirmarse y sentirse cómoda. Nunca debe ser incómoda. Nadie puede ver lo que llevas debajo de tu ropa, pero cuando te sientes cómoda, otros lo notarán también. La vida es demasiado corta para llevar ropa interior incómoda.


Si no estás segura de qué modelos o tallas son los adecuados para ti, nuestro amable equipo de atención al cliente estará encantado de ayudarte a encontrar el adecuado. No hay preguntas demasiado grandes o pequeñas.

€59.99
Sin aro
€39.99
Con aro
€59.99
Con aro
€49.99
Sin aro