Las razones porque el jacquard es perfecto para la ropa interior. | Miss Mary of Sweden
Pasar al contenido principal
Refunded Returns

Las razones porque el jacquard es perfecto para la ropa interior.

El jacquard da un toque elegante a todas las prendas y nunca pasa de moda. Tiene la misma demanda hoy en día como hace cientos de años cuando solo los más ricos podían permitírselo. Aquí vamos a mirar más de cerca lo que hace que este material lujoso e icónico sea tan único y por qué siempre merece la pena invertir en jacquard para tu armario.

El jacquard ha existido durante cientos de años, pero fue hace 200 años que revolucionó toda la industria textil. Se usaba jacquard para todo, desde costosos tapizados para muebles y manteles hasta tapices de pared en castillos y mansiones, y desde elegantes vestidos y abrigos hasta prendas de punto y la mejor lencería. Pero ¿qué es jacquard realmente y porque tiene tantos tipos de usos diferentes? Vamos a aclarar los conceptos.

El jacquard puede tener muchos aspectos y patrones. Aquí puedes ver un jacquard simple con un patrón animal atractivo que le da a este sujetador un aspecto fresco y un toque deportivo.  Más información sobre este sujetador la encuentras aquí.

¿QUE ES JACQUARD?
La tela jacquard siempre tiene un patrón. Lo que distingue al jacquard de otras telas con patrones es cómo se obtiene el patrón. El patrón de una tela jacquard no se imprime, el patrón se teje en la misma tela y forma parte de ella. Jacquard es una técnica que se puede hacer con casi cualquier hilo, como algodón, seda, poliéster y acrílico.

Hemos preguntado a Anne Nero, diseñadora de patrones y diseñadora de lencería de Miss Mary of Sweden, qué hace que el jacquard sea tan especial. Anne tiene 30 años de experiencia en la fabricación de lencería y ha trabajado en varias de las marcas líderes de Escandinavia. Ha estado trabajando en Miss Mary durante 8 años y está detrás de varios de nuestros modelos más vendidos.

"El jacquard es elegante y hermoso y resalta todas las prendas"

Anne Nero, diseñadora y diseñadora de patrones

 

 

"El jacquard es elegante y hermoso y resalta todas las prendas" dice Anne. “Cuando haces lencería, normalmente combinas al menos dos materiales en una prenda, en un sujetador utilizas más. Si quieres usar una tela estampada, hay muchas técnicas para obtener un patrón, puedes imprimir, estampar o prensar, pero pocas cosas le dan tanta elegancia como cuando se teje o tricota como un jacquard "

DIFERENCIA ENTRE PATRÓN TEJIDO Y TEJIDO IMPRESO
Una de las principales ventajas del jacquard es que, gracias a que la tela está tejida en la tela misma, no puede desaparecer ni desvanecer. El motivo de las telas estampadas a menudo se desvanece después de muchos lavados y uso frecuente. Si hay color impreso en una tela acabada, el color a menudo tiende a "agrietarse" al estirarla si la tela es elástica. Además, el patrón normalmente solo se imprime en un lado. Para fabricar jacquard se usa un hilo pretintado que permite una solidez del color y un patrón uniforme.

"El patrón de tu prenda jacquard nunca desaparece"

El jacquard se puede tejer con hilos de diferentes colores para formar un patrón o se puede hacer con un solo color y luego formar un patrón con relieve". Abajo en la imagen se muestra un ejemplo. Este tejido en particular es un tejido de punto jacquard que utilizamos para nuestro Hold Me body.


 

En la práctica, el jacquard puede tener casi cualquier motivo. Puede ser cualquier cosa, desde un patrón repetitivo geométrico simple, un tipo de rayas o cuadrados, pero también puede formar un motivo extremadamente complicado, como en el antiguo tejido de damasco del siglo XV, como se ve en la imagen a continuación. Las variaciones son infinitas y aquí los límites solo lo pone la imaginación (y el precio) .

"Solo los más ricos de la sociedad podrían permitirse comprar jacquard"


El jacquard se puede tejer en patrones extremadamente complejos como en este tejido de damasco italiano del siglo XV. Imagen del libro. K.F. Koehler's Antiquarium de Alexander Spelz.

CÓMO UN TEJEDOR DE LYON REVOLUCIONÓ A TODA LA INDUSTRIA
Antiguamente, los tejidos de damasco, brocado y otros tejidos jacquard eran extremadamente complicados de tejer. Para lograr este tipo de patrón complejo, el tejedor necesitaba la ayuda de varios asistentes que levantaban hilos de urdimbre individuales manualmente siguiendo un plan minuciosamente precalculado.
En china se utilizaban telares enormes de dos pisos donde los ayudantes estaban sentados en el piso superior y levantaban y tiraban de los hilos de urdimbre para crear el patrón. Como es de entender, esas telas eran muy valiosos. Solo los más ricos de la sociedad podrían permitirse el lujo de comprarlos.

”Un tejero de Lyon cambió la industria textil para siempre”

Pero a principios del siglo XIX ¡todo cambió! El tejero Joseph-Marie Jacquard (1752–1834) de la ciudad francesa Lyon, conocido por sus telares de seda, inventó una silla de tejer totalmente diferente, la que hoy en día conocemos como el telar de Jacquard. Su invento hizo que se podía tejer diseños extremadamente complicados mucho más fácil y rápido que antes y no se necesitaban ayudantes para levantar los hilos de urdimbre.

El telar de Jacquard usaba tarjetas perforadas, similares a las usadas como tarjetas para estampar. Gracias a la tecnología con las tarjetas perforadas, la silla de tejer podía ser "programada" de antemano para obtener un cierto patrón. Esto fue el primer ejemplo de codificación, mucho antes de la primera computadora. El invento de Jacquard rápidamente creó un gran impacto en la industria textil. Tan solo 20 años más tarde había unos 10.000 telares Jacquard solo en las tejedurías de Lyon. 

En el video a continuación del Museo Victoria & Albert puedes ver cómo funciona el telar Jacquard con las tarjetas perforadas.

 

JACQUARD PARA LENCERÍA
La técnica original de tejer con tarjetas perforadas también se introdujo y se adaptó con éxito en máquinas de punto. El jacquard de punto hoy en día está disponible en varias calidades diferentes y se usa desde vestidos y chaquetas hasta sujetadores y bragas. Sin embargo, incluso con la tecnología informatizada actual, fabricar el jacquard es un proceso laborioso y lento. Por ejemplo, se tarda más en tejer el encaje de punto jacquard que tejer encaje de punto normal. Por eso, el jacquard se suele usar para prendas y marcas más exclusivas.

 

"El jacquard de punto se ajusta al cuerpo y es perfecto para lencería"


El body Hold Me hecho de punto de jacquard con dibujos de hojas y encaje floral.

El jaquard de punto utilizado en el body Hold me en la imagen arriba, tiene un dibujo de hojas con tonos sobrepuestos en blanco liso donde se ha utilizado dos tipos de hilos para crear el efecto relieve. Da un efecto muy elegante, como una mezcla entre encaje y tejido liso. Esta es una de las muchas prendas con las que ha trabajado Anne Nero.

Le encanta experimentar y trabajar con diferentes tipos de materiales y le gusta mucho usar Jacquard, por su versatilidad y alta calidad.

”El encaje Jacquard queda muy bonito en una copa de un sujetador o en un body o para adornar una braga. Puede tener muchas formas diferentes. El jacquard es muy duradero en general. Tiene una calidad superior que realmente se nota y es rentable porque es increíblemente duradero a largo plazo ” dice Anne.

Debido a que las bragas, los sujetadores y los bodies son las prendas en nuestro armario que solemos lavar con mayor frecuencia, están expuestas a mucho desgaste. Pero gracias a que los patrones de jacquard no desaparecen ni se desvanecen, su prenda se verá nueva por mucho más tiempo.
 


En el sujetador Jacquard & Lace  de Miss Mary hemos utilizado punto de jacquard con dibujo animal en combinación con un encaje estampado floral. El encaje de Jacquard se reconoce por el hecho de que el revés y el lado derecho del encaje se ven iguales, en un encaje "normal" el lado posterior es ligeramente diferente.

La lencería Jacquard brinda una sensación exclusiva que no deja indiferente a nadie. El material da una sensación lujosa tanto si lo llevas como si lo miras. La calidad única de su patrón y la sensación que evoca hacen que el jacquard realmente se destaca y nunca pasa de moda. Hoy sigue teniendo la misma demanda que hace 200 años, aunque ahora es accesible para todos, no solo para los ricos. Disfrutarás de tu prenda jacquard durante muchos años. Vale la pena invertir en calidad y con el jacquard no te puedes equivocar.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.